EL AMANECER EN EL GOLFO.



EL AMANECER EN EL GOLFO.

Tibio y perfumado aliento,

Que al besar mi rostro

Me incorpora al nuevo día,

Inspirándome audacia y talento;

Siento su energía,

Transmitirse a mi existencia diaria:

Presagias en mi mente,

Más valor, menor tormento,

Cosas buenas, más poesías.

Me haces recordar a un sabio Griego,

Sobre las cosas en cambiante ritmo;

Me haces recordar que,

El hombre es perfectible;

Me obligas a pensar

Que, también en mí,

Existe la energía.



De: Ricardo Banegas Sanches (El Colibri)